Accidentes de cruceros y lesiones que tripulantes y marineros sufren

Artículos Marítimos

Tripulantes y marineros sufren accidentes en cruceros mientras están a bordo del barco o cuando están en tierra trabajando para y por el barco. Es importante contar con un abogado en Miami, con conocimiento en derecho marítimo.

Los accidentes más frecuentes en los cruceros y barcos de carga, son causados por:

Accidentes frecuentes en cruceros y barcos de carga.

  1. Resbalones y caídas, tropezones y caídas, y caídas
  2. Levantamiento, empujando o jalando objetos pesados una vez
  3. Levantamiento, empujando o jalando objetos repetitivamente
  4. Ambientes peligrosos de trabajo en el barco
  5. Condiciones defectuosas en el barco
  6. Políticas abusivas de trabajo dentro del barco
  7. Falta de equipamiento de trabajo en el barco
  8. Insuficiente cantidad de tripulantes para el trabajo requerido

Las lesiones más comunes sufridas por tripulantes y marineros.

Tripulantes y marineros sufren todo tipo de lesiones. Así, concluimos que conocer la ley marítima y conocer abogados en Miami Florida, es importante. Las lesiones más comunes en un barco de carga y en un crucero son:

  1. Lesiones de la espalda
  2. Lesiones en las rodillas
  3. Lesiones en el cuello
  4. Lesiones en los codos
  5. Lesiones en los brazos
  6. Lesiones en las manos
  7. Lesiones en los pies
  8. Lesiones en las piernas
  9. Lesiones en la cabeza
  10. Lesiones en los ojos
  11. Lesiones en las orejas
  12. Lesiones en órganos internos
  13. Huesos rotos
  14. Quemaduras
  15. Lesiones por químicos

Para mayor información, por favor vea algunos pasos que usted debería tomar en caso de un acidentce marítimo y conocer sobre derecho marítimo internacional así como abogados especialistas en derecho internacional marítimo y abogados en Miami.

Accidente de crucero: Pasos para tomar antes de realizar una demanda marítima

Artículos Marítimos

Pasos para tomar cuando tiene un accidente de crucero antes de realizar una demanda marítimaAccidente de crucero o incidente de crucero, son dos juegos de palabras indeseadas a la hora de viajar por mar, sin embargo conocer sobre derecho marítimo, y tener sus abogados en Miami, y que estos sean conocedores del derecho marítimo en Miami, es importante.

  1. Si usted se ha lesionado en un accidente marítimo, no trabaje. El trabajo pesado puede empeorar su lesión.
  2. Reporte por escrito el accidente en el crucero al departamento de seguridad del crucero y mantenga una copia del reporte.
  3. Acuda de inmediato al doctor del crucero, para recibir tratamiento médico y solicite otra consulta con otro doctor en tierra firme.
  4. Anote todos los nombres y números de teléfono, correos electrónicos y direcciones de todos los testigos del accidente.
  5. Tome fotos del lugar del accidente de inmediato y sino en cuanto pueda, aún si este lugar luce diferente.
  6. Llámenos para obtener información acerca de cómo interponer una demanda marítima. Nosotros podremos responder a todas sus preguntas sobre Ley Marítima y aconsejarle de cómo proceder con su demanda de ley marítima al crucero.

Dinero para los Tripulantes Por Condiciones Peligrosas En los Barcos de Cruceros

Informacion para Tripulantes

Un miembro de la tripulación tiene derecho a recibir compensación monetaria por lesiones laborales cuando se encuentran condiciones peligrosas.Si un tripulante se lesiona como resultado de defectos o condiciones peligrosas en el barco de cruceros, el tiene derecho a recibir una indemnización monetaria por sus lesiones. Las condiciones peligrosas que ocurren más a menudo en los barcos de cruceros son las siguientes:

  1. Tripulación Escasa.  Los barcos de cruceros a menudo navegan con menos personal del que necesitan. Cuando esto ocurre, un tripulante tiene que laborar largas horas y hacer el trabajo de dos o tres tripulantes.   Si el tripulante se lesiona por esta razón, él tiene derecho a que la compañía de cruceros le pague una indemnización monetaria.
  2. Prácticas laborales insensatas para el levantamiento, transporte y empuje de objetos pesados. Debido a la constante presión laboral en los barcos de cruceros, las compañías de cruceros no cumplen las normas laborales debidas respecto al levantamiento, transporte, y empuje de objetos pesados. Si un tripulante se lesiona porque tuvo que levantar, transportar o empujar un objeto pesado, el tripulante tiene derecho a que la compañía de cruceros le pague una indemnización monetaria.
  3. Falta de cuidado para mantener el barco limpio y seguro. A menudo, las escaleras y los pisos de los barcos de cruceros permanecen resbalosos y sucios. Si un tripulante se lesiona porque las escaleras o el piso están resbalosos, el tripulante tiene derecho a que la compañía de cruceros le pague una indemnización monetaria.
  4. Ausencia de una tripulación debidamente descansada y entrenada. A menudo los tripulantes se lastiman porque no han descansado suficientemente o no recibieron el entrenamiento adecuado para hacer su trabajo. Si un tripulante se lesiona porque no tuvo el entrenamiento adecuado o porque está demasiado cansado, el tripulante tiene derecho a que la compañía de cruceros le pague una indemnización monetaria.
  5. Falta del equipo necesario para trabajar. A menudo las compañías de cruceros no compran nuevas herramientas ni mantienen los equipos existentes correctamente. Si un tripulante se lesiona por falta del equipo o las herramientas necesarias para hacer su trabajo, el tripulante tiene derecho a que la compañía de cruceros le pague una indemnización monetaria.Condiciones peligrosas o defectuosas a bordo del buque son motivos para recibir compensación por lesiones en el trabajo.

Le aconsejamos a cualquier tripulante que se ha lesionado en un barco de cruceros que consulte con un abogado marítimo inmediatamente porque lo más probable es que sus lesiones fueron causadas por defectos o condiciones peligrosas que había en el barco.

Cómo la navegabilidad de cruceros ha impactado a Carnival Cruise Lines

Artículos Marítimos

Tras la amplia difusión otorgada a desastres marítimos como el hundimiento del Costa Concordia en costas italianas y el fallo energético del Carnival Triumph mientras navegaba en el Golfo de México, los potenciales viajeros de todo el mundo empezaron a mostrar una comprensible desconfianza hacia los buques de crucero. Aunque las vacaciones a bordo de un crucero suelen ser seguras y divertidas para todos los implicados, cuando las cosas se tuercen, la experiencia puede resultar traumática para el pasaje.

La catástrofe del Concordia ha sido especialmente difícil de superar, ya que la posibilidad de sufrir algún daño o incluso morir durante unas vacaciones de ensueño es lo último que esperan los pasajeros. Por fortuna, Italia está cumpliendo su parte al investigar adecuadamente el incidente, lo que ha contribuido a aplacar la indignación popular y a asegurar a las víctimas y sus familias que se hará justicia.

Justo cuando el siniestro del Concordia empezaba a borrarse de la memoria popular, la desgracia cayó sobre el Carnival Triumph en el Golfo de México. Un incendio en la sala de máquinas inutilizó la alimentación eléctrica; al carecer de un generador de respaldo viable, el buque quedó durante días a la deriva sin sistema de evacuación de desechos ni electricidad hasta que, en el día de San Valentín de este año, fue remolcado hasta Alabama. La experiencia ha traumatizado a muchos viajeros, provocando un aluvión de querellas que aún están activas en el sistema judicial estadounidense.

Las imágenes de tiendas improvisadas y desperdicios humanos inundando los camarotes han dejado un recuerdo imborrable, reflejo de lo mal que pueden ponerse las cosas a bordo de un crucero sin los adecuados sistemas de respaldo y seguridad contra incendios. En respuesta a estos desastres, la Carnival Corp. invertirá 300 millones de dólares en actualizar y modernizar toda su flota para evitar que vuelvan a suceder incidentes similares. Además, la compañía ha anunciado que devolverá al Gobierno de los EE. UU. parte de los costes del rescate en el caso del Triumph, lo que debería contribuir a suavizar en parte la publicidad negativa.

A pesar de la naturaleza abiertamente pública de estos incidentes, es probable que las consecuencias a largo plazo, en cuanto a viabilidad y rentabilidad del sector de los cruceros, sean insignificantes. El factor que más influye a este respecto es que los siniestros en cruceros son realmente poco frecuentes: esta es también la razón por la que, cuando algo malo ocurre, causa tanta impresión. En general, incluso la mayoría del público entiende que los incidentes del Concordia y el Triumph son la excepción y no la regla.

De acuerdo con William Mack, analista de valores de S&P Capital IQ, el pronóstico para la Carnival Corp. sigue siendo beneficioso, aunque en menor medida respecto a lo previsto anteriormente. Considera que las acciones de la compañía son una buena compra y que el impacto de este último incidente durará, en el peor de los casos, un año.

Sin embargo, Carnival Corp. no está dejando ningún cabo suelto en cuanto a ganarse de nuevo a la opinión pública. La compañía de cruceros anunció que Kate Middleton, princesa británica y Duquesa de Cambridge, participará en la botadura del nuevo buque «Royal Princess» antes de que éste emprenda sus excursiones de lujo por el Mediterráneo. La princesa es una de las mujeres más retratadas del mundo y es muy querida por el público en general, por lo que la iniciativa supondría para la compañía un golpe maestro en sus relaciones públicas, siempre y cuando no se produzcan nuevos incidentes que salten al actual ciclo de noticias televisivas de 24 horas.

En todo caso, lo más importante es que la respuesta de la Carnival ante las catástrofes del Concordia y el Triumph demuestra que el sector de los cruceros necesita actuar con rapidez para apaciguar las inquietudes del público. Al mostrar su voluntad de asumir responsabilidades e invertir lo necesario en mejorar la seguridad de su flota de cruceros, Carnival debería ser capaz de recuperar la confianza del público en poco tiempo.