Carnival Cruise Lines busca recobrar su reputación tras los desastres recientes en sus barcos de cruceros.

Artículos Marítimos

Carnival Cruise Lines está esforzándose para cambiar su imagen después que una serie de grandes desastres han dañado su otrora excelente reputación con sus clientes pasajeros.

Los incidentes del Costa Concordia y del Carnival Triumph aún están muy frescos en la memoria del público.  La compañía, dirigida ahora por el recién nombrado Director Ejecutivo Arnold Donald, invertirá por lo menos 600 millones de dólares renovando y mejorando sus buques de crucero.

Gracias a esta iniciativa, Donald espera que Carnival Cruise Lines vuelva a ganarse la confianza de los consumidores.  Esto asimismo redundara en el aumento de los pasajeros y en un repunte del valor de sus acciones bursátiles.

Al evaluar el desastre del Costa Concordia ocurrido el pasado año, Donald declaró que "Lo sucedido con el Concordia no se debió a ningún problema infraestructural o sistémico, sino a un error humano que se convirtió en una tragedia".

Carnival apenas había empezado a recuperarse de la desgracia del Costa Concordia cuando se declaró un incendio en la sala de máquinas del Carnival Triumph. Los motores se averiaron y el buque quedó sin suministro eléctrico ni agua corriente en los aseos durante varios días. Esto dio lugar a muchas demandas judiciales y asesto un duro golpe, en sus relaciones publicas, a la compañía de cruceros más grande del mundo.

Sin embargo, apuntó Donald, "No sólo no hubo ninguna muerte, sino que nadie resultó herido ni enfermó.  En el caso del Triumph no hubo ningún problema de seguridad sanitaria".

Aunque pudo haber sido mucho peor, la cuestión es que ambos incidentes podrían haberse evitado.  Por este motivo, Carnival destino más de 500 Millones de Dólares a mejorar su flota. "Si se diera el caso, muy improbable, de que volviéramos a quedarnos sin suministro eléctrico en alguna ocasión, contaremos con un sistema de respaldo energético y con un protocolo que nos permitirá evitar en primera instancia la pérdida del suministro", afirmó Donald.

Para garantizar y maximizar los niveles de seguridad, Carnival Cruise Lines ha empleado a Mark Jackson, quien fue anteriormente comandante de la Guardia Costera Norteamericana, como vicepresidente del operativo técnico. Jackson señaló que "lo ocurrido en el Triumph fue horrible para los pasajeros y no queremos que vuelva a suceder pero aprendimos una gran lección".

Cambiar el tirado de los cables en los buques será el primer paso puesto que la ubicación de los cables fue una de las principales causas por las cuales el fuego se extendió rápidamente y afectó las dos salas de máquinas del Triumph. De este modo, explicaba Jackson, "Si falla una de las salas, la otra seguirá funcionando". Otras medidas adoptadas incluyen aumentar el número de boquillas de agua nebulizada de 30 a 500, contratar una patrulla para chequear y evitar posibles fugas de combustible el día entero, e instalar un segundo generador de respaldo situado lejos de la sala de máquinas para garantizar un suministro eléctrico básico e ininterrumpido en caso que se averíen los motores.

A pesar de la amplia publicación en todos los medios de comunicación de estas mejoras, la opinión pública difícilmente olvida. Incluso con unos descuentos considerables, la mayoría de los pasajeros potenciales siguen mostrándose reacios a vacacionar con Carnival. Por suerte, el tiempo cura casi todos los males en el ámbito de las relaciones públicas, algo que no sólo es bueno para Carnival sino para los propios viajeros que así podrán disfrutar de unos estándares de seguridad mejorados y unas vacaciones verdaderamente relajantes.

Un Accidente En Un Crucero… Un Asunto De Derecho Marítimo

Artículos Marítimos


Ver subtítulos en español.

Un buen ejemplo de una situación que requiere gran conocimiento del derecho marítimo es el accidente que ocurrió a principios de año con el barco de cruceros Thomson Majesty, una historia que parece repetirse.

Mientras el barco de cruceros estaba atracado en Santa Cruz de La Palma, cinco tripulantes murieron y otros tres fueron lesionados al caer al mar un bote salvavidas mientras se realizaba un simulacro de salvamento. El bote salvavidas cayó desde una altura de 20 metros con los ocho tripulantes adentro y quedó volcado sobre la superficie del mar. Sabemos que tres de los fallecidos eran de Indonesia, uno era de Filipinas y otro era de Ghana, según lo que ha informado la Guardia Civil (Policía Española), que está a cargo de la investigación del accidente.

Los tres tripulantes que se lesionaron lograron saltar del bote antes que este golpease el agua. Los dos Griegos tuvieron heridas graves y fueron hospitalizados. El Filipino presento lesiones leves y fue atendido por el personal de una ambulancia.

El buque Thomson Majesty pertenece a la compañía Británica Thomson Cruises, cuya base está en Santa Cruz de Tenerife. El barco de 20 años de edad, es administrado por una compañía llamada Louis Cruises, basada en Chipre. El buque realiza cruceros por las Islas Canarias y Madeira que pertenecen a España y Portugal respectivamente. El barco habitualmente recala los Domingos en Santa Cruz de La Palma. La empresa Británica afirmó: “Hubo un incidente con la tripulación del buque durante un simulacro de seguridad. Nuestros pensamientos están con las familias de los implicados“. Además la empresa señalo que está "trabajando conjuntamente con los armadores y administradores, Cruceros Louis, para determinar exactamente lo que sucedió".

Por su parte, el Ministerio Británico de Asuntos Exteriores ha señalado que ha sido informado e investiga el accidente.
Este triste siniestro ocurrió durante un simulacro. ¿Qué hubiera pasado si el siniestro hubiera ocurrido durante una emergencia de verdad? Seguramente las muertes se hubieran multiplicado.

¿Cuáles son los problemas legales que surgen al analizar el siniestro?

Es normal que en los accidentes de cruceros surjan dudas sobre las leyes que se aplican. En este caso tres tripulantes de Indonesia, uno de las Filipinas, y otro de Ghana se ahogaron y murieron. Dos tripulantes Griegos fueron gravemente heridos. Además tenemos un propietario Británico, un administrador Chipriota y el siniestro ocurrió en España. Esto es característico de los casos de Derecho Marítimo. La mayoría de los abogados no saben cómo lograr que las víctimas cobren sus indemnizaciones monetarias en este tipo de caso. Por lo tanto, deben emplearse abogados especializados y altamente experimentados en Derecho Marítimo para manejar casos de estas características. Para más información sobre estos asuntos de Derecho Marítimo consulte https://www.leymaritima.com/contactar/.

Saque el máximo partido a su representación legal

Artículos Marítimos

Verse en la necesidad de contratar un abogado para resolver un problema legal o lograr las indemnizaciones monetarias que le corresponden por derecho puede ser una experiencia estresante y cargada de confusión. Afortunadamente, buscar el representante legal apropiado puede resultarle mucho más sencillo si comprende lo que requiere la situación legal que enfrenta.

En primer lugar, el abogado elegido tiene que tener experiencia en el tipo de problema legal de que se trate. Además, debe estar facultado para ejercer en aquel lugar donde legalmente se pueda presentar la demanda (o donde usted deba defenderse de la demanda). Por ejemplo, si usted es un trabajador del mar que tiene una queja contra la compañía de cruceros para la que trabaja y dicha empresa tiene su sede principal en Miami, Florida, usted tiene que emplear un abogado marítimo facultado para ejercer en la Florida.

Una vez que usted decida que necesita ayuda legal profesional, debe actuar con rapidez, puesto que los pleitos legales deben entablarse  dentro de un periodo de tiempo determinado. Cuando contrate a un abogado, éste debe:

  • Explorar con usted todas las opciones posibles para resolver el problema. 
  • Ser sincero con usted acerca de las posibilidades que existen de ganar el caso.
  • Facilitarle un estimado del tiempo necesario para resolver el caso.
  • Informarle del coste de sus servicios.
  • Explicarle las consecuencias financieras que conllevaría perder el caso.

Para muchos demandantes y demandados, los honorarios de un abogado pueden parecer un obstáculo insalvable cuando se trata de encontrar un representante legal competente y, al mismo tiempo, asequible. Una solución bastante habitual es la de los “acuerdos de honorarios condicionales”, en los que usted sólo paga por los servicios prestados si se gana el caso. En este tipo de acuerdo, los abogados cobran un porcentaje de la cantidad adjudicada.

Algunas firmas legales ofrecen una tarifa plana o fija si el caso es relativamente simple y directo. En general, los abogados cobran por horas y la tarifa puede variar en función de su reputación y destreza legal. La mayoría exigen un anticipo, que consiste en un pago efectuado de antemano contra el que se facturan los cargos futuros. El cliente también será responsable de abonar las posibles facturas posteriores, una vez agotado el anticipo. En algunos países existen cargos reglamentarios, es decir, que usted debe pagar una cantidad determinada fijada por ley o por el tribunal regional.

En ocasiones, el representante legal que le convendría por motivos de capacitación no aceptará trabajar mediante acuerdos de honorarios condicionales o tarifas fijas, sino que únicamente cobrará en función de las horas empleadas. Actualmente, son muchos los abogados competentes que están dispuestos a aceptar otras modalidades de pago, como los pagos mensuales y otros tipos de financiación.

Contratar un abogado es un asunto muy serio, pero el proceso no tiene por qué resultar intimidatorio o involucrar confusión alguna. Independientemente del representante legal que usted necesite, el mejor abogado que se puede contratar es aquel que escucha, que actúa con sinceridad y sentido ético al informarle sobre el progreso del caso y que le proporciona la atención que usted merece.  

Afortunadamente para los tripulantes que se lesionan o se enferman en barcos de cruceros o de carga norteamericanos, los abogados marítimos Norteamericanos que manejan estos casos trabajan a porcentaje.  Esto significa que el tripulante solo tiene que pagarle al abogado cuando la compañía de cruceros o de carga le paga su indemnización monetaria por lesiones o enfermedades.

Cómo elegir el abogado adecuado para sus requerimientos legales

Artículos Marítimos

Ante un asunto legal grave, la ayuda de un abogado calificado, experto en el campo apropiado puede en verdad resultar útil. Desafortunadamente, es posible que la elección del tipo apropiado de profesional sea un proceso algo confuso y exija bastante tiempo. No obstante, conseguir la ayuda legal adecuada puede resultar más fácil si el marinero afectado comprende lo que debe tener en cuenta antes de buscar un abogado.

En términos generales, el tipo de problema legal que usted tenga dicta el tipo de profesional al que debe acudir. Para determinar la verdadera naturaleza legal de la cuestión, es necesario que un abogado examine en primer lugar las circunstancias del caso. Sin embargo, para muchos marineros, los asuntos a resolver tienden a ser bastante sencillos.

Considere la especialización de un abogado: se recomiendan abogados de lesiones marítimas para ayudar con accidentes en el mar.

La ayuda de un abogado marítimo con experiencia suele ser necesaria a la hora de tratar los problemas legales de un marino. Sin duda, asuntos como los siguientes están mejor en manos de un profesional de derecho del mar:

Demandas contra empleadores por lesiones físicas o enfermedades, el impago de salarios, y horas extra no retribuidas, etc.

Implicación en un siniestro o incidente marítimo.

Ubicación: Considere el país y el estado del culpable.

Aparte de la especialización del abogado, otro punto importante a considerar es el lugar en el que está facultado para ejercer. De forma similar, si un tripulante desea demandar a su empleador, debe elegir un abogado marítimo facultado para ejercer en el lugar donde la compañía tiene su oficina central.

Ante una demanda por lesiones o muerte, el marinero debe buscar un abogado especializado en lesiones personales y ley marítima, que esté facultado para ejercer allí donde la compañía empleadora tiene su oficina central.

Los marineros que precisen defenderse ante un cargo criminal deben contratar un abogado penalista, facultado para ejercer en el país donde se ha presentado la acusación.

A veces, los problemas legales de los marineros pueden estar menos claros. En estas desafortunadas situaciones, quizá resulte más conveniente solicitar asesoramiento legal gratuito a un abogado marítimo. De todos modos, saber qué hay que hacer, dónde hay que ir y a quién hay que pedir ayuda, resulta inestimable cuando nos encontramos ante una situación legal aparentemente difícil. Las oficinas legales de Elias B. Rudnikas ofrecen consulta gratuita a todos los necesitados.

Las líneas de crucero publican las cifras de incidentes criminales

Artículos Marítimos

En respuesta a las crecientes críticas y las demandas del público, tres de las principales líneas de crucero del mundo, Royal Caribbean, Norwegian, y Carnival Corporation, han hecho públicos en sus respectivos sitios web los incidentes delictivos aparentemente cometidos en buques de sus empresas con base en Norteamérica. Han revelado voluntariamente esta información de conformidad con la petición realizada por el Comité de Comercio, Ciencia y Transporte del Senado de los EE. UU.

El sector lleva atravesando una difícil situación en sus relaciones públicas desde la debacle del Carnival Triumph y el desastre del Concordia. Puesto que se emplearon fondos y recursos públicos para acudir en auxilio del Carnival Triumph, el Senador Jay Rockefeller exigió firmemente que se rindieran cuentas frente a la opinión pública.

Uno de los principales asuntos que requiere total transparencia son las considerables diferencias entre el número de delitos reportados al FBI por parte de las compañías de cruceros y las estadísticas al respecto que éstas ofrecen al público general. Con anterioridad al acuerdo alcanzado durante las audiencias en el Comité del Senado, los consumidores únicamente podían acceder a información estadística sobre los casos ya cerrados por el FBI.

De acuerdo con la Guardia Costera de EE. UU., desde el último trimestre del 2010 se cerraron un total de 70 casos. Teniendo en cuenta el número de buques de crucero activos a lo largo del año, las vacaciones en un crucero serían en apariencia una de las opciones disponibles más seguras. Norwegian Cruise Lines ha informado de 20 incidentes criminales entre octubre de 2010 y junio de 2013, mientras que la Royal Caribbean menciona 91 incidentes durante el mismo periodo. La Carnival Corporation reporta 127 supuestos delitos en sus empresas con base en Norteamérica entre el 27 de julio de 2010 y el 30 de junio de 2013.

Los datos registrados incluyen todo tipo de denuncias (cerradas o no): homicidios, desapariciones, muertes en circunstancias sospechosas, violaciones y agresiones sexuales, secuestros, agresiones y lesiones, manipulación indebida del buque y robos por valor superior a los 10.000$. La mayoría de incidentes implican agresiones sexuales y robos, con un total de cinco denuncias en la Carnival Corp. relacionadas con asesinatos o muertes en circunstancias sospechosas. Es importante no olvidar que se trata de alegaciones, es decir, que son muchos los casos en los que aún no se ha probado la comisión del delito. El portavoz de Carnival Cruise Lines, Roger Frizzell, aclaraba este punto en un correo electrónico, afirmando que “tras la investigación inicial, en la mayoría de ellos nunca se corrobora que haya existido tal delito“. Añadía también que los datos deberían “despejar cualquier duda sobre el nivel relativamente bajo de delincuencia a bordo de los cruceros, en especial si se compara con lo que ocurre en tierra“.

Aunque tales salvedades son bien ciertas, hay otros factores que desalientan la denuncia de delitos. Por ejemplo, si el incidente tiene lugar en aguas internacionales y el buque está matriculado en Liberia, Bahamas u otros estados de pabellón, el FBI no tiene jurisdicción sobre el caso y no puede cerrar la investigación. En tales circunstancias, una denuncia no pasará de ser tan sólo eso y la víctima no podrá recurrir a través de las agencias gubernamentales estadounidenses: quedará a merced de las agencias de investigación del estado de pabellón del barco. Si dicho país no investiga el incidente convenientemente, no hay organismo gubernamental ni regulador que pueda obligarle a actuar de otro modo. Ante a esta realidad, se podría afirmar que el sector de los cruceros promueve en sus pasajeros una percepción excesiva de su seguridad.

Sin embargo, no hay motivo para dejarse llevar por el pánico. Incluso ajustando otros factores, los cruceros siguen siendo una de las opciones más seguras que pueden elegirse para ir de vacaciones. Una buena regla de oro es estar rodeado de gente que uno conoce, o al menos de gente a la que le importa su seguridad y que se preocupará si no aparece al día siguiente. Mientras sea consciente de lo que hay a su alrededor y tome las precauciones adecuadas, le será fácil no engrosar la próxima estadística.

¿Qué debe saber un marino antes de contratar un abogado marítimo?

Artículos Marítimos

En esta era de la globalización, las compañías de cruceros parecen tener una ventaja casi ilimitada a la hora de definir los términos del empleo, los salarios y las condiciones laborales. Afortunadamente, los trabajadores del mar no siempre están a merced de sus empleadores, mientras conozcan sus derechos y lo que pueden hacer para obtener la justicia que merecen.

Muchos marineros no estan plenamente conscientes de sus derechos y las protecciones que la ley les otorga y, en consecuencia, es posible que se aprovechen de su ignorancia sin que ellos se den cuenta a tiempo. Para contribuir a remediar esta situación, el abogado Elias B. Rudnikas ofrece consejos gratis a todos los tripulantes.

Antes de contratar un abogado, conviene concretar primero qué tipo de problema legal tiene usted. Esto determinará el país en que el abogado debe estar facultado para ejercer, así como el ámbito de especialización en que debe tener experiencia. Por ejemplo, un marinero al que se le imputa un delito y que precisa una buena defensa, necesitara un abogado penalista que esté facultado para ejercer en el país donde se presentan los cargos.

Los trabajadores del mar pueden escribirle al abogado Elias B. Rudnikas si necesitan aclarar el tipo de cuestión legal que les atañe y el tipo de abogado que les convendría contratar.

Una vez tomada la decisión de contratar un abogado marítimo, el demandante debe actuar con rapidez, ya que hay un límite de tiempo para presentar una demanda. Además, el abogado debe explicarle lo siguiente:

  • ¿Qué opciones tiene para resolver el problema?
  • ¿Qué posibilidades hay de ganar el caso o llegar a un acuerdo?
  • ¿Cuánto tiempo requerirá el proceso?
  • ¿Si tendría que pagar y cuánto, en caso de no ganar la demanda?
  • Las modalidades de pago que acepta.

 

El sector de lineas cruceros adopta una Carta de Derechos del Pasajero

Artículos Marítimos

En una apuesta por recuperar la confianza pública, el sector de los cruceros adopta una Carta de Derechos del Pasajero

Los cruceros y los derechos del pasajero.A la luz de los recientes incidentes ocurridos a bordo de buques de crucero, la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA) ha dado un paso sin precedentes  para apaciguar a la opinión pública, estableciendo una Carta de Derechos del Pasajero en respuesta a la demanda de responsabilidad legal por parte del Senador de EE. UU. Charles Schumer. Según el Director de relaciones públicas de la CLIA, David Peikin, la declaración ha sido ya aprobada por todas las compañías norteamericanas de cruceros y lo será en un futuro muy próximo por el resto de sus miembros. Además, será jurídicamente vinculante, lo que significa que las líneas de cruceros asumirán algo más de responsabilidad, con vistas a tranquilizar a un público receloso.

El desastre del buque crucero Concordia y la avería del buque Carnival Triumph aún están recientes en la memoria de la gente. Otro golpe para la reputación del sector de los cruceros han sido los supuestos tocamientos a una niña de 11 años por parte de un miembro de la tripulación del crucero Disney Dream. Aunque el delito en sí ya es suficientemente grave, hay además evidencias de que el crucero retrasó el necesario informe durante un día, hasta que el buque estuvo fuera de las aguas y la jurisdicción estadounidenses y ello a pesar de que la familia de la víctima denunció inmediatamente el incidente a las autoridades del barco.

Como respuesta al creciente deterioro de la confianza pública en el sector de cruceros, Peikin afirmó “Estamos de acuerdo con la recomendación del Senador Schumer: una ‘declaración de los derechos del pasajero’ que enumere prácticas específicas orientadas al bienestar y al cuidado del pasajero constituye una excelente manera de comunicar abiertamente los elevados estándares del sector y establecer un claro nivel de responsabilidad legal”.

La recién acuñada Carta de Derechos del Pasajero garantiza:

  • El derecho a abandonar un barco atracado si las necesidades básicas del pasajero (atención médica, saneamiento, electricidad, etc.) no pueden ser cubiertas a bordo.
  • El reintegro total del coste si se cancela el viaje por problemas mecánicos, o un reembolso parcial en caso de viajes interrumpidos.
  • El derecho a ser oportunamente informado de los cambios de itinerario, en especial si se deben a dificultades mecánicas u otro tipo de emergencias.
  • En caso de que el crucero termine de forma prematura por problemas mecánicos, la compañía debe transportar al pasajero hasta el puerto final programado o bien hasta su lugar de residencia.
  • En el caso de que un pasajero deba pernoctar en un puerto no programado, el crucero ha de procurarle alojamiento sin cargos extra.
  • Los pasajeros podrán contar con que la tripulación del crucero haya recibido el entrenamiento apropiado sobre procedimientos de emergencia y evacuación.
  • Acceso a una atención médica de emergencias profesional.
  • La garantía de poder disponer de una fuente de alimentación eléctrica de emergencia si fallara el generador del buque.

Hay muchas otras medidas que deberían tranquilizar a los pasajeros respecto a la salvaguarda de su seguridad y bienestar, independientemente de por dónde navegue el barco. Aunque esta declaración de derechos es un avance en la dirección adecuada, la responsabilidad legal sigue presentando lagunas. Por ejemplo, no hay cambios en cuanto a las posibilidades de las víctimas de delitos de obtener resarcimiento ante incidentes ocurridos en aguas internacionales. Tampoco hay nada que obligue a las Naciones bajo cuyo pabellón navega el buque a procesar con mayor firmeza los delitos que ocurren a bordo.

Aunque el sector aduce que la delincuencia a bordo de los cruceros es inusual, esto resulta un tanto engañoso, puesto que no tiene la obligación legal de informar públicamente de todos los incidentes ocurridos. Si los delitos son realmente tan poco frecuentes, no hay necesidad alguna de secretismo y opacidad y, si el sector de los cruceros desea de veras recuperar la total confianza de la opinión pública, la única respuesta posible es la transparencia total.

AMO acoge la investigación del senador Rockefeller en la industria de cruceros

Artículos Marítimos

A pesar de la gran publicidad recibida por accidentes en buques cruceros como el desastre del Concordia en Italia y el del Carnival Triumph en el Golfo de México, el sector de los cruceros sigue siendo muy rentable y sigue sin estar regulado. Sin embargo, esto podría cambiar pronto, ya que el Senador de los EE. UU. Jay Rockefeller va a solicitar que se abra una investigación sobre las prácticas habituales en el sector, que incluiría los estándares de empleo, los procedimientos de seguridad, el estado mecánico de los buques, el número de tripulantes estadounidenses a bordo y otras cuestiones.

El uso de banderas de conveniencia para reducir costos

Muchas compañías de cruceros tienen su sede en los Estados Unidos y cotizan oficialmente en el país, pero evitan los impuestos y normativa americanos matriculando en otros países sus buques, para que enarbolen una “bandera de conveniencia“. Esto permite a las empresas recortar costos pagando la tributación legal mínima y contratando trabajadores cuya retribución sea la menor posible, todo ello sin violar técnicamente la ley de los EE. UU. La creciente globalización y la falta de responsabilidad penal son los principales factores que subyacen a los últimos accidentes en buques de crucero; es de esperar que esta situación termine una vez que el sector esté saneado.

Según el Presidente de la Asociación de Oficiales de la Marina Mercante Norteamericana (AMO), Tom Bethel, ninguno de los barcos implicados en los mencionados siniestros contaba con tripulación estadounidense. Puesto que los marineros certificados de los EE. UU. figuran entre los de mejor formación, contratarlos supone un mayor coste, al menos en comparación con tripulantes internacionales procedentes de antiguos países de la Unión Soviética o naciones del sureste asiático, que están dispuestos a trabajar por una fracción de lo que se pagaría a los americanos.

Líneas de cruceros tratan de pagar salarios bajos y ofrecer menos beneficios

"Aunque las líneas de crucero más conocidas son corporaciones oficialmente estadounidenses, matriculan sus buques en países extranjeros y, en lugar de contratar oficiales americanos, resulta que la inmensa mayoría de capitanes y oficiales de cubierta y de máquinas son de otros países y las tripulaciones provienen de naciones en vías de desarrollo”, explica Bethel. "El motivo por el que las líneas de crucero contratan extranjeros es porque la mayoría de ellos están dispuestos a aceptar salarios más bajos y menores beneficios”.

“La AMO lleva años intentando convencer a los CEO de las líneas de crucero para que contraten a sus oficiales estadounidenses. Es frustrante: aunque todos los oficiales miembros de la AMO reciben una formación que supera los estándares internacionales y, a diferencia de sus homólogos extranjeros, cuentan con la documentación, autorización y aprobación de la Guardia Costera estadounidense, carecen de oportunidades laborales en el sector de los cruceros”.

El entorno laboral que permitió a Bethel empezar su carrera como ingeniero naval y llegar a ser un respetado ejecutivo marítimo casi ha desaparecido del actual clima reinante en el sector de los cruceros. No obstante, bajo la gestión de Bethel, la AMO sigue movilizándose para lograr mejores oportunidades laborales y una mayor justicia económica para los tripulantes norteamericanos.

Un mejor ambiente de trabajo para los miembros de la tripulación de barcos cruceros

Es posible que las mejores oportunidades de empleo, estándares en el lugar de trabajo y salarios de los tripulantes no sean, aparentemente, de interés para el típico pasajero de un crucero, pero no debería ser así. Una tripulación con una buena formación, que esté descansada y que cuente con la debida aprobación oficial, resulta esencial para garantizar la seguridad del pasaje y que las vacaciones sean saludables; después de todo, ¿qué sentido tiene ahorrarse unos cientos de dólares en un crucero si el resultado es una tripulación con exceso de carga laboral y falta de formación, que no puede responder de forma efectiva en caso de emergencia? ¿Qué importancia tiene ahorrar en costes cuando son la vida y el bienestar de los pasajeros lo que está en juego?

Desde luego, los problemas en el lugar de trabajo y los estándares de seguridad son sólo la punta del iceberg por lo que respecta al saneamiento del sector de los buques de crucero. De momento, la realidad es que las compañías de crucero estadounidenses pueden evitar legalmente el cumplimiento de las regulaciones y las imposiciones tributarias de los EE. UU. Sin embargo, está por ver durante cuánto tiempo más va a seguir el público norteamericano subvencionando esta falta de responsabilidad legal.

 

Comidas a bordo de un buque crucero: ¿qué se puede esperar?

Artículos Marítimos

Comidas a bordo de un buque cruceroEn los buques cruceros, las comidas suelen venir incluidas en el paquete vacacional que usted haya elegido. No obstante, hay algunas cuestiones que los viajeros deberían tener en cuenta si quieren disfrutar de la experiencia con el mínimo posible de molestias y sin sorpresas en las facturas.

Todas las líneas de crucero (excepto Norwegian Cruise Lines) ofrecen un formato de “comida tradicional” en el que se asigna a cada viajero una hora y una mesa específicas para comer en compañía de otros pasajeros en el comedor principal. Usted puede solicitar con antelación una hora más temprana o tardía, aunque no hay garantías de que se la concedan. Este tipo de organización requiere que usted y su acompañante se sienten al mismo tiempo a la misma mesa y coman con los mismos pasajeros durante todo el crucero. Esto es estupendo para relacionarse con gente nueva y para que los camareros lleguen a conocer a los miembros del pasaje y sus preferencias.

Sin embargo, el formato de “comida tradicional” puede suponer un inconveniente para quienes desean tener la posibilidad de decidir a qué hora comen y con quién. Por suerte, cada vez hay más buques de crucero que ofrecen comidas con asiento libre. Este formato consiste, básicamente, en que usted puede presentarse a comer durante un intervalo determinado de tiempo (por lo general, un periodo de 4 horas) y, dependiendo del sitio disponible, sentarse a solas con su acompañante o con otros pasajeros. Por otro lado, en las comidas con asiento libre deberían ofrecerse los mismos platos que en las tradicionales.

Otra cuestión importante a considerar son las opciones que ofrece el buque crucero en cuanto a comidas informales y especiales. Si está agotado porque lleva todo el día de excursión en tierra, puede ocurrir que el cansancio le impida incluso presentarse en el comedor principal en el último tramo horario disponible para las comidas. Asegúrese de que el crucero ofrece la posibilidad de tomar comidas fuera de estos horarios, por si tuviera hambre más adelante. Por otro lado, si le apetece una experiencia más exclusiva y especial que la del salón comedor principal, es buena idea preguntar si hay otras posibilidades. Normalmente, los salones de especialidades se centran en la cocina francesa, las carnes y el marisco, la comida italiana y otras. Suele ser necesario reservar y, si tiene intención de comer en estos sitios, asegúrese también de llevar en el equipaje el atuendo apropiado.

Es importante destacar, una vez más, que cualquier tipo de comida alternativa, ya sea fuera de horas o especial, puede suponer un cargo adicional. Lo único que precisa aclarar con el representante de Atención al cliente es qué incluye su paquete de crucero, para hacerse un presupuesto adecuado en cuanto a los posibles extras.

Si opta por comer de bufé, hay numerosos detalles a tener en cuenta, por lo que a la salud se refiere. Por supuesto, las lineas de crucero hacen lo que pueden para mantener la adecuada higiene y limpieza. Sin embargo, no debemos olvidar que hay muchos pasajeros compartiendo el mismo suministro de agua y que la diversidad en cuanto al grado de higiene personal del pasaje también puede ser considerable. En consecuencia, podría recomendarse a los viajeros con estómagos sensibles evitar el servicio de bufé en la medida de lo posible.

Es fácil asumir que las bebidas siempre acompañan a las comidas, pero la letra pequeña de su paquete de cruceros puede especificar otra cosa. Aquí es donde más gente sufre en mayor medida el “shock de la factura”, al desconocer los paquetes de bebida ofertados. Son muchos los viajeros que no están preparados para la atmósfera permisiva de un buque crucero, donde no hay “hora de cierre” y donde el juego es legal, una vez que el buque se halla en aguas internacionales. En este entorno, es fácil gastar mucho más dinero del previsto inicialmente. Aunque la decisión de jugar queda por entero a la elección del pasajero, las bebidas no deberían salirle un disparate si compra de antemano uno de los paquetes disponibles.

En resumen, es perfectamente posible disfrutar de unas vacaciones a bordo de un buque crucero sin salirse del presupuesto planeado. Al igual que ocurre en cualquier otro empeño, siempre es buena idea leer la letra pequeña antes de dar el sí. Y, al igual que ocurre con cualquier periodo de vacaciones, es fácil salirse del presupuesto si no se va con cuidado. Pero mientras sepa qué opciones hay, no debería resultarle demasiado difícil pasarlo bien sin tener que romper la hucha.

Sorpresas en cargos suplementarios durante sus vacaciones en crucero

Artículos Marítimos

incidente en un barco cruceroAl planificar unas vacaciones en crucero, los cargos ocultos por elementos y actividades aparentemente insignificantes suelen pasarse por alto hasta que el viajero recibe la factura final. En ese momento, el shock es habitual en el caso de los pasajeros que asumen que todo está incluido en el paquete del crucero, y puede empañar unas vacaciones hasta entonces divertidas y relajantes. Para evitar este tipo de sorpresas, resulta conveniente hacerse una idea del presupuesto con que se cuenta y estudiar el asunto antes de reservar sus vacaciones en crucero.

Lo primero es lo primero: si ve un anuncio de un paquete de vacaciones en crucero con un precio que parece demasiado bueno para ser verdad, asegúrese de hablar con un representante de Atención al cliente para tener una idea clara del alojamiento que se oferta por ese precio promocional. A las compañías de crucero les gusta usar precios iniciales, lo que significa que en sus anuncios aparecen ofertados los paquetes más baratos, en lugar de los que incluirían el camarote promedio del buque. Esta táctica de ventas está pensada para atraer a los buscadores de chollos, pero cuando descubra lo que de hecho ofrece el paquete (o, mejor dicho, lo que no ofrece), quizá desee repensar su presupuesto o seguir buscando otros paquetes de crucero.

Otra consideración relevante para el presupuesto de sus vacaciones en crucero es el costo de las propinas. En el pasado, la práctica habitual era que los pasajeros hicieran llegar sus gratificaciones en un sobre a determinados miembros de la tripulación. Hoy en día, las líneas de crucero simplemente añaden un cargo diario para cubrir las propinas, que ronda los 10 ó 12 dólares por pasajero. Aunque algunos viajeros pueden no estar conformes con las gratificaciones obligatorias, ésto se hace en beneficio de todos: así, el pasaje confía en recibir ayuda de cualquier miembro de la tripulación, al igual que se espera que la tripulación ayude a cualquier pasajero que lo solicite.

El alcohol y las sodas pueden salirle caros si los consume alegremente y sin enterarse de lo que incluye su paquete de crucero. Antes de hacer su reserva, asegúrese de que el representante de Atención al cliente le explica con claridad lo que incluye el precio. Siempre puede comprar paquetes adicionales de bebidas, para no tener que preocuparse por recibir una factura desmesurada una vez que acaben sus vacaciones. Muchas líneas de crucero ofrecen paquetes de consumo ilimitado de bebidas alcohólicas pero, en mar abierto, sea precavido y asegúrese de estar rodeado de amigos y miembros de la tripulación para mantenerse a salvo, independientemente de lo que haya bebido.

El acceso a Internet es otro gasto a vigilar. Los buques de crucero suelen cobrarlo por horas y, aunque 0.75$ no es gran cosa, puede ir aumentando rápidamente.  La edad del barco también puede afectar a la calidad de la conexión, así que quizá no sea mala idea enterarse de las tarifas de datos ofertadas por su compañía telefónica. Hoy día, las principales empresas de telecomunicaciones ofrecen planes de datos con roaming, que deberían brindarle una señal fiable por un coste predeterminado en casi cualquier punto del mundo.

Al reservar las excursiones en tierra, puede caer en la tentación de hacerlo a través de la línea de cruceros para ahorrarse tiempo y molestias. Lo que no se estará ahorrando entonces será dinero. Los cruceros suelen cobrar mucho más que los tour-operadores independientes, con lo que usted dispondrá de menos dinero para otros gastos. Además, las excursiones reservadas mediante la compañía de cruceros tienden a estar muy concurridas y a ser impersonales. En la actualidad, hay proveedores independientes que le garantizan que estará de vuelta a tiempo en el buque, de modo que nunca tendrá que elegir entre ahorrar en dinero o en preocupaciones.

La clave para mantener los gastos de sus vacaciones en crucero dentro del presupuesto planificado es la preparación y la información. Una regla de oro consiste en no asumir nada, preguntar nunca es perjudicial y, como siempre, en leer la letra pequeña. Si hay algo que no esté claro, asegúrese de que el personal de Atención al cliente se lo explique. Aunque los preparativos pueden requerir bastante tiempo e incluso resultar algo estresantes, el verse libre del “shock de la factura final” contribuirá en gran medida a que sus vacaciones sean tranquilas y vayan como la seda.